Columna: «De la escuela al podio»

El deporte argentino tiene la necesidad de seguir creciendo, pues en algunas especialidades muestra un cierto estancamiento en relación a otros países de nuestra región, y es necesario una reestructuración que permita cristalizar ese desarrollo.

Pero ese desarrollo tiene un inicio en la Escuela. Esta es un lugar fundamental no solo para su formación académica sino también para su formación deportiva. Son los profesores de educación física quienes establecen el primer nexo entre el joven y el deporte, tanto en su formación corporal como deportiva; y pueden en muchos casos determinar jóvenes con aptitudes para que los mismos puedan iniciar un camino que los oriente hacia un nuevo mundo; el mundo del deporte.

Ese es el inicio, pero su continuidad está en los clubes; otra importante institución, cuya finalidad es contenerlos y de ser posible llevarlos progresivamente al deporte federado. En los clubes se encuentran dos caminos el del deporte social y el del deporte federado. Este último, es para aquellos jóvenes con deseos de trascender y hacer del deporte un estilo de vida.

Ese estilo de vida, que no es más que la transformación de ese joven en un deportista de rendimiento; en un campeón.

Resulta particularmente importante porque entre otras cosas:

Un campeón hace conocer a su región en todo el mundo.

Demuestra que su país tiene la capacidad de desarrollar deportistas como él.

Toda su región se llena de orgullo con cada uno de sus logros y muestra a través de esos mismos las características que encierra y como es su gente.

Miles de personas siguen su ejemplo y se entusiasman con la práctica deportiva.

Un campeón es un ejemplo de persona tenaz y laboriosa que lucha por sus logros.

El deporte de alto rendimiento, necesita de deportistas de alto nivel, para que la población tenga ejemplos a seguir, y que estos ejemplos se materialicen en otras personas.

Reinventando la base deportiva

En nuestro país la enorme mayoría de los niños se encuentra escolarizado.

Qué ocurriría si la escuela primaria tuviera como objetivo, cumplir con los objetivos de la enseñanza de la motricidad mediante el deporte y además identificar a aquellos que cuentan con mayores posibilidades de convertirse en un futuro en deportistas de alto nivel internacional.

¿Qué pasaría si los mejores prospectos siguieran sus estudios en escuelas especializadas en aquel deporte donde demostraron condiciones?

Si la cantidad y la calidad de los entrenamientos fuera la suficiente, construiríamos deportistas de 18 años de edad con 6 años de desarrollo correcto y ordenado. Las chances de que sean importantes actores del deporte de alto rendimiento para su edad se acrecientan enormemente.

Desarrollando la idea

  • El preescolar

En el jardín de infantes comienza la idea vinculando el movimiento con la corporeidad del niño y sentando las bases de la futura enseñanza de los movimientos fundamentales que requerirá posteriormente el deporte

  • La primaria

La primaria es un área donde el deporte adquiere significado, pues la estructura debe orientar a que progresivamente los niños se apropien de los mismos.

Los niños deberán aprender a correr, saltar, arrojar objetos, atraparlos y golpear. Todo ello utilizando como herramientas la preparación multilateral (diversas maneras posibles de resolver un problema motor) para que eso favorezca posteriormente su abordaje a los distintos deportes.

  • La Escuela Secundaria

Es el lugar en donde el joven consolida su crecimiento y puede manifestar sus actitudes de una manera real, siendo su vinculo con el deporte mucho más fuerte; y los talentos ser considerados para incorporarse al sistema Federativo (deporte)

Y aquí hago especial énfasis en la palabra deporte. Porque el deporte encierra muchas cosas que van más allá de un medio de salud, de movimiento.

A través del mismo uno puede:

  • Cumplir reglas del mismo que luego se trasladan a la vida cotidiana
  • Ser Solidarios en la propia situación de juego, pero también fuera de la competencia.
  • Trabajo en equipo a través de los planteos tácticos, cuya formación trasladara a su vida social.
  • Auto superación con el objetivo de mejorar y alcanzar los logros.
  • Aprender a competir tolerando la frustración de la derrota y la mesura y la humildad de los logros.

Si lo analizamos desde un punto de vista antropológico, el deporte es el deseo del ser humano a volver a la etapa de cazador recolector, donde casi con seguridad contaba con otro tipo de capacidades físicas, de las que cuenta hoy en día.

Lic. Horacio Anselmi

Preparador Físico.

Especialista en Fuerza, Potencia y Velocidad.

Detección y Desarrollo de Potenciales Talentos.

compartir

LAS MÁS LEIDAS

Últimas noticias

Visual Portfolio, Posts & Image Gallery para WordPress